Semana larga

40

40/52

Tengo que reconocer que esta semana se me ha hecho muy larga,la peque aun no se encuentra cómoda en la escuela y aunque va y sale tranquila,me cuenta que a veces llora porque quiere estar conmigo y a mi en casa las horas se me hacen eternas por mucho que tenga que hacer y la semana se me hace un siglo,no llega la hora de ver el viernes,hacia mucho que la semana no era tan larga,supongo que lo mismo que se le hará a ella.

Y aunque me cuenta que suele llorar porque quiere salir ya,creo que se impacienta, quizás se le hace tan largo como a mi o igual mas, por una parte me tranquiliza que me empiece a contar lo que le sucede porque las primeras semanas no decía nada de nada.

Yo le digo que también pienso en ella y que tengo muchas ganas de de verla pero hay que tener paciencia y saber esperar,no se me ocurre nada mejor ante lo que cuenta,en el fondo me siento tan mal por llevarla,también le suelo decir que yo cuando era pequeña como ella iba a la escuela y que al principio no me gustaba nada pero poco a poco me lo empece a pasar bien y me gustaba jugar con otros niños,ella se queda pensativa, y así vamos día a día y parece que entra contenta,luego me cuentan que no participa mucho,y ya no se me ocurre nada mejor…

Y los días se hacen largos sobre todo las mañanas y cuando sale se pone muy contenta,le encanta que la coja en brazos y el resto del día estoy pendiente de ella,a veces la veo nerviosa,cansada,con sueño,los madrugones son importantes,a veces aun es de noche mientras desayunamos y me da una pena que vaya con lo bien que estamos pero quiero seguir pensado que algo bueno habrá y quiero contagiarla ese entusiasmo para que sea feliz pero se que aun no lo es.

Creo que me han bajado las defensas de los nervios y el asma ha vuelto estos días,así que este fin de semana ha sido tranquilo para todos y  hemos descansado.

Y también ha vuelto el estar pegada a mí a todas horas,y quiere todo conmigo hasta subirse en el tobogán o ir detrás mío por casa, supongo que es otro de los efectos colaterales de la escuela,por lo que he visto y leído por ahí a muchos peques les pasa, se llaman regresiones y aparecen en forma de rabietas, volver a hacerse pis,querer muchos brazos otra vez, y me sigue costando asi ver lo bueno de la escuela…

Le compre una revista de Peppa Pig, siempre viene algún regalo como son las gafas o la pizarra mágica y además la revista está muy bien porque trae actividades,a la peque le gustan las diferencias, contar y poner las pegatinas, no la solemos comprar todos los meses, de vez en cuando y esta vez le gusto mucho.

40-1

Solo llovió un día pero nos fuimos a buscar los charcos a la salida de la escuela para saltarlos.

40-4

Encontramos en un cajón las pinturas de Snazaroo que compre por carnavales y me pido un pintacaritas de gato,no es tan fácil como parece aunque venga el paso a paso, supongo que será prácticar y quiere que le pinte más veces, estaba encantada.

40-2

Echamos las cuentas de madera que le compre hace poco( esta semana habrá un post sobre este y algún juguete más que le cogimos este verano) en la bandeja y dijo que era el estanque de los patos,se lo pasó en grande jugando así, podemos decir que es una bandeja sensorial.

40-3

Y así de concentrada con sus cuentos de la biblioteca en la cama antes de dormir.

40-540-6

Estos amaneceres vemos por la mañana desde casa, al menos una cosa buena de madrugar.
 

Anuncios

5 thoughts on “Semana larga

  1. Claro que hay cosas buenas, no te culpes. Para ser tan pequeña te cuenta cosas, los míos el primer curso no contaban nada de nada estaban como en su mundo. A veces me martirizo pensando si hago bien con no llevar a la pequeña, tal vez luego le cueste más o vaya retrasada respecto al resto… Nunca sabes lo que es mejor.
    Está muy graciosa con las gafas.
    Un beso. Mejórate.

    Me gusta

  2. Pobres!! Nora lo ha llevado regular, aunque ha sido sólo una semana mala. Pero tuvo días de llorar también, sobretodo en el patio porque es compartido entre todo Infantil, 9 aulas en total de 3, 4 y 5 años. Y se asustaba y me contaba que lloraba porque me echaba de menos. Y algún día a la entrada también, se me partía el corazón y me ponía de mala leche a partes iguales…

    Y entonces no sé cómo surgió la conversación, no sé si yo se lo dije o ella me lo preguntó (creo que fue lo segundo):

    -mamá, pero tú piensas en mí? Todo el rato??

    Y yo la dije que sí, que claro, y que iba a pensar en ella todo el rato cada día hasta que fuera a buscarla y así sería como si estuviéramos juntas y así ella podría pasarlo bien en el cole y jugar. Y ese día me lo preguntó: has pensado todo el rato en mí, mamá? Yo también he pensado en tí!

    Y dejó de llorar. Y cada día me lo pregunta. Y ahora me dice que aunque ella no piense en mí todo el rato se lo pasa bien, jajaja.

    Creo que tenía miedo de que me olvidara de ella, qué sé yo… Se sentiría sola o abandonada, y eso la ayudó…

    Otra cosa: quizá decirla que tú también tienes ganas de verla pero que hay que saber esperar… es como si a ti no te gustara la situación tampoco y lo pasaras mal (la realidad, vaya, jeje), pero quizá a ella eso no le hace bien porque lo capta y claro, si su mami no está tranquila ni contenta con lo de dejarla en el cole… cómo lo va a estar ella? Y si pruebas a no decirla eso y a animarla diciéndola que en el cole se lo puede pasar genial, que hay juguetes diferentes, que la van a enseñar cosas muy chulas y de mayores… No sé, que te vea segura, que capte que tú piensas que el cole es lo mejor! Ya, ya sé que no lo piensas, yo tampoco… 😦 . Pero es la decisión que hemos tomado, no? Ains, no sé, es que cada niño es un mundo, si yo la entiendo… Jo.

    Ójala lo solucionéis pronto, se pasa fatal. Un besazo.

    Me gusta

  3. Uffff estáis como nosotros y este es el segundo año. Aunque no es tan malo como el pasado, yo sé que el no está bien, pero creo que no lo va a estar nunca porque es tímido, le cuesta abrirse…me dice que no quiere ir porque en el cole se aburre y aquí conmigo es divertido. También se me hace eterna la espera y por la tarde está nervioso…en fin, todo lo que has contado.
    Un beso

    Me gusta

  4. Redondo cumple años en octubre y cuando empezó el cole el año pasado ni siquiera habia cumplido los tres. Yo noté una grandísima diferencia con sus compañeros de clase, sobre todo los que son de principios de año. Ellos ya compartían juegos, hacían amigos, se comunicaban mejor… Redondo sin embargo tardó más en llegar a ese punto, él empezó a hacer amigos en el último trimestre y la verdad es que yo me quedé muy aliviada porque era un tema que me preocupaba. Cada niño tiene su momento y llegará un momento en que ella se soltará y empezará a pasarlo bien, jugar con los demás, hacer amigos… yo creo que es eso, no le ha llegado el momento

    Me gusta

  5. Ay!, me veo totalmente reflejada, son tan pequeños, está claro que hay niños que necesitarían más tiempo para ir al cole, en mi caso G. no tuvo ningún problema, pero la peque es otra historia, y eso que ve al hermano en el recreo.
    Espero que poco a poco vayamos todos mejor. Un beso

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s