Mi parto: sensaciones agridulces

Quiero contaros como fue el día que nació Izaro, también me sirve como desahogo ya que cuando estaba embarazada, tenía pensado como quería que fuese mi parto y me preparé bastante para el (masaje perineal,respiraciones,meditación,etc),la verdad es que no tenía nada de miedo a que llegase y al final todos mis planes se torcieron cuando llegó e incluso he estado un poco tristona por este motivo, yo que lo tenía todo tan planeado y nada salió como esperaba.
No me gustaría asustar a ninguna futura madre, no es mi intención ya que mucha gente tiene un parto estupendo, mi compañera de habitación en el hospital casi ni se entero que estaba de parto, así da gusto.
Izaro  nació un lunes y yo empecé con contracciones el viernes por la noche, no eran muy seguidas pero esa noche ya no pude dormir; siguieron el sábado y cada vez eran mas fuertes, ese día por la noche Jorge y yo estuvimos ya toda la noche en vela, pasé una noche bastante mala, así que el domingo a las 6 de la mañana nos fuimos al hospital, donde me hicieron un tacto y monitores, solo había dilatado un centímetro, me dijeron que era un “falso parto” así que a casita; jo con el falso parto, yo no se si era falso o verdadero pero como dolía!;en casa me duché, intentaba dormir pero era imposible…. Por la tarde volvimos al hospital y seguía con mi centímetro raquítico, me volvieron a mandar a casa; otra noche horrible, mi pobrecito con el cronometro en la mano y con la cara desencajada mirando a ver si las contracciones eran mas seguidas, ya no me servía ni la pelota de pilates, ni los masajes ni siquiera ya las respiraciones, eran tres noches sin dormir y estaba dolorida a mas no poder. El lunes a la mañana otra vez al hospital, me hacen otro tacto y solo 2 cm, por poco me da algo cuando me lo dijeron ,ya les supliqué que me hicieran algo que ya no podía mas, entonces me hicieron una maniobra para dilatarme otro cm (con la que vi las estrellas),fui a monitores y las contracciones se volvían a espaciar, esto parecía que no iba a acabar nunca, así que vuelta a hacerme otra vez la maniobra y ya me dilataron 4 cm. Yo que tenía pensado no ponerme la epidural o aguantar lo máximo posible sin ella, solo hacía que pensar en cuando iba a llegar el momento de que me la pusieran; por fin me subieron a la habitación y epidural, que alivio madre mía!
Pero casi no dilataba y no había roto aguas, así que oxitocina al canto y me rompieron la bolsa; estaba siendo todo muy “natural”.
A las siete de la tarde me llevaron al paritorio y a las ocho por fin llegó lo mejor, cuando vimos a nuestra hija asomar la cabeza, incluso la toque cuando la tenía fuera, cuando salió fue de los mejores momentos de mi vida, que emoción, que preciosidad, como nos miraba con esos ojazos…
Me la pusieron piel con piel y de mientras otra hora más para coserme, me tuvieron que dar muchísimos puntos, no me lo dijeron ni lo quise saber, ya me daba lo mismo, estaba con mi niña!
Me ha dado mucha rabia y me dio mucho bajón que después de un embarazo tan bueno, con el final me haya quedado un sabor amargo, lo mejor ha sido el resultado que es mi peque y es lo que me ha dado ánimos y me ha ayudado a olvidar este parto.

También tengo que decir y resaltar a la matrona de Cruces(creo que se llamaba Cecilia) que me ayudo a dar a luz y a la chica de prácticas que iba con ella, que gente mas encantadora y cariñosa, me ayudaron y me dieron muchos ánimos en el expulsivo, me sentí superbién con ellas, ojala habría más gente así en los hospitales, profesionales que te miman y a los que se les nota que les encanta su trabajo y el trato humano, en eso y en que Izaro  salió estupenda tuve mucha suerte!
Unos días antes de dar a luz y su resultado: Izaro con 1 día de vida

Izaro viene al mundo

Después de unos cuantas semanas sin pasar por el blog, por fin encuentro un ratito libre para deciros que Izaro ya está con nosotros,ya somos tres!
En mi último post, ya os conté  que iba sintiendo señales que me enviaba mi cuerpo y que me decían que me quedaba poco, y así fue el viernes por la noche empecé con contracciones y después de un largo y doloroso fin de semana(dejo el relato del parto para otro día) el lunes a las 8 de la tarde vimos a nuestra pequeña por primera vez, no se puede describir la emoción que se siente cuando la conoces y ves esa cosita tan pequeña, con esos ojos tan abiertos,tan morenita ; te parece hasta mentira que haya salido de tu barriga algo así,tan bonito.
Estas semanas estamos conociéndonos los tres, te cambia la vida totalmente, adaptarse a sus horarios, cambiar tus rutinas… hasta que le coges el truquillo reconozco que se hace un poco duro pero merece la pena de verdad, porque lo haces tan a gusto y ves que ella esta tan feliz!
Poco a poco me voy organizando mejor y prometo sacar un poco de tiempo para ir contándoos más cosas, por cierto ayer la peque cumplió tres semanas,se nos pasa el tiempo volando!
Aquí pongo dos fotos de Izaro,que se estrena en el blog: